¿Es lo mismo beber jugo natural que comer fruta fresca?

Diferentes sociedades científicas afirman que las ventajas que ofrecen las frutas no son del todo equivalentes a las de los jugos, sean naturales o no. SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

Los jugos naturales de frutas ofrecen varias ventajas: son buena fuente de vitaminas y minerales, son refrescantes y generalmente fáciles de conseguir.

 

Por su parte la fruta fresca, además de vitaminas y minerales, aportan fibra y su consumo se relaciona con un menor incremento del peso corporal a largo plazo.

 

Tomar jugos de fruta no contradice ninguna recomendación alimentaria, sin embargo es importante tener en cuenta que:

 

– Cuando se sustituye el consumo de agua o frutas frescas por jugos de fruta, la dieta tiende a desequilibrarse.
– Los azúcares naturales contenidos en los jugos de frutas se comportan en nuestro organismo como «azúcares libres», es decir que aportan mayor cantidad de calorías.
– Los jugos de fruta ocasionan menos saciedad que la fruta entera (masticada), aún cuando el jugo sea recién exprimido y sin colar.
– Se ha demostrado que el consumo de jugos de frutas se asocia con un aumento en el riesgo de obesidad y diabetes en adultos y niños, situación que no sucede con la fruta fresca.

 

De hecho, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos advierte que un adulto promedio puede llegar a engordar 5 kg al año si toma 2 vasos de jugo de naranja casero al día.

 

Por ello, diferentes sociedades científicas afirman que las ventajas que ofrecen las frutas no son del todo equivalentes a las de los jugos —sean naturales o no— y recomiendan moderar su consumo y no superar una ración diaria. Naturalmente, es conveniente que estas recomendaciones se adapten a la circunstancia particular de cada individuo.

 

¿Necesitas una asesoría personalizada y profesional?
Escribe a: nutricionintegral@glipp.com.mx