Cómo prevenir la deshidratación en los días calurosos

Empieza la temporada de calor y la necesidad de estar bien hidratados cobra relevancia, más aún si practicas alguna actividad física. CONTINUA LEYENDO ABAJO >>

Product Information

El agua es un nutriente indispensable para el organismo humano. Nuestro cuerpo necesita reponer las pérdidas diarias de líquidos que se producen a través de la orina, las heces, el sudor y la respiración; de hecho, se estima que la pérdida neta de líquidos va de 1 a 3 litros diarios.

 

Cuando estamos deshidradados, nos podemos dar cuenta porque se presentan signos de malestar general, dolor de cabeza, cansancio, dificultad para concentrarse, la orina se hace concentrada y hay sequedad de la piel.

 

Muchas personas afirman que les cuesta mucho trabajo consumir suficientes cantidades de líquidos, argumentando que eso les hace orinar mucho o que simplemente no les gusta que el agua natural no tenga sabor.

 

Existen varias formas para favorecer el consumo de agua y así ayudar a cubrir con tu requerimiento diario, que en promedio es de 2 litros diarios:

 

Variar los líquidos que se ingieren al día para favorecer que existan diferentes fuentes de hidratación (tés e infusiones sin azucar).

 

Beber a lo largo del día aunque no se tenga sed.

 

Evitar, en la medida de lo posible, el consumo de refrescos o bebidas azucaradas, porque provocan caries y obesidad y no ocasionan saciedad de la sed.

 

Colocar una botella de agua de 1.5 litros en un lugar visible y bebérsela antes de finalizar el día.

 

Evitar perder líquidos en exceso (no exponerse al sol de forma innecesaria, no hacer ejercicio físico en horas centrales del día y vestir ropa fresca y poco ajustada para sudar menos).

 

Ingerir bebidas con electrolitos si se realizan esfuerzos físicos y el clima es cálido o húmedo.

 

También hay alimentos cuya composición es de 90 a 99% agua, como las frutas y las hortalizas. Éstas pueden servir como excelentes complementos para la hidratación durante la época de calor.

 

Recuerda que los requerimientos de líquidos dependen de tu edad, sexo, actividad física y de la existencia de algún padecimiento. Por ello, no olvides consultar con un especialista cómo hidratarte de forma correcta.

 

¿Necesitas una asesoría personalizada y profesional?
Escribe a: nutricionintegral@glipp.com.mx