¿Qué tan saludable es ejercitarse con las máquinas del Gym?

Ejercitarse con máquinas es útil si se utilizan de manera adecuada, pero perjudicial si se levantan cargas excesivas o las posturas son incorrectas. Por ello, siempre es recomendable seguir las pautas recomendadas por profesionales. SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

Cuando una persona quiere adelgazar y ponerse en forma, es muy común que ésta se inscriba a un gimnasio donde hay equipos para la práctica aeróbica y de fortalecimiento. Pero ¿qué tan saludable es practicar ejercicio en ellas? ¿Hay que contar con un entrenador personal o se puede usar alguna en casa?

 

Hay que tomar en cuenta que este tipo de equipos son una buena herramienta para la práctica del ejercicio, pero no están exentas de contraindicaciones. Y es que cada persona debe conocer sus capacidades y limitaciones, y saber si padece alguna enfermedad (cardiovascular, pulmonar, endocrina o metabólica) antes de iniciar cualquier entrenamiento.

 

Un asesoramiento clínico a través de la evaluación médica es útil, ya sea que la actividad se realice en casa o en una instalación deportiva. Lo ideal es contar con un profesional que brinde asesoría sobre las cargas, los ciclos y las repeticiones con las que se ha de trabajar, así como las tablas de ejercicios y las posturas. Recuerda que el trabajo muscular depende de tu objetivo (ganar condición física, perder peso, tonificar el músculo, etc.).

 

Ejercitarse con máquinas brinda los siguientes beneficios:
Mejora la fuerza,  potencia y resistencia.
Son de gran ayuda para quienes sufren alguna lesión, sobrepeso u obesidad.
Son útiles para personas que no pueden movilizar ciertas partes del cuerpo, para mejorar su movilidad y conseguir ciertos objetivos de rehabilitación.

 

Cabe decir que no es conveniente ejercitarse de forma exclusiva con máquinas. Lo recomendable es combinarlo con otros ejercicio para conseguir buenos resultados.
Cuando se utilizan bien las máquinas y las cargas que se levantan son las adecuadas a la edad, estructura y peso de cada persona, suelen ser muy beneficiosas (preferentemente bajo el asesoramiento de un entrenador personal o de una persona con conocimientos previos). Pero cuando el peso utilizado es excesivo o las posturas son incorrectas, su uso puede producir una lesión en el sistema musculoesquelético o agravar una patología ya existente.