Alimentación que cuida tus articulaciones

Los problemas articulares son un mal que afecta a una importante proporción de personas. Entre los ciclistas, las lesiones en las articulaciones pueden presentarse por posiciones incorrectas en la bicicleta o por caídas durante la actividad. Afortunadamente existen nutrimentos contenidos en ciertos alimentos que poseen acción antiinflamatoria y antioxidante que ayudan a prevenir algunas dolencias articulares y a mejorar sus síntomas. ¿Quieres saber cuáles son? SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

Se estima que 1 de cada 10 personas acude al médico a causa de los síntomas de la artrosis, uno de los más comunes y limitantes padecimientos en las articulaciones. A su vez, la osteoartritis es la forma más común de artrosis y afecta cada día a más jóvenes, muchas veces como consecuencia de lesiones deportivas graves.
Quienes se dedican a la práctica ciclística deben saber la importancia de verificar la posición y el estado de los pedales y zapatillas, dimensiones de las bielas y del cuadro, y la altura y posición del sillín con la finalidad de evitar lesiones articulares por esta causa.
Detrás de una articulación lastimada hay un proceso inflamatorio que involucra al cartílago, los tendones o el hueso subyacente. Es aquí donde la nutrición juega un papel importante en la prevención de algunos de estos trastornos y en la mejora de sus síntomas.
Qué alimentos sí
Los alimentos que favorecen la salud ósea y muscular son aquellos ricos en proteínas, ciertas vitaminas (D y C), minerales como el potasio, magnesio, silicio, calcio, fósforo y azufre, por ejemplo:
VERDURAS DE HOJA VERDE. Acelga, espinaca y brócoli.
HORTALIZAS AROMÁTICAS. Cebolla, ajo y verduras de la familia de las coles.
FRUTOS SECOS Y SEMILLAS. Ciruelas pasas, higos y dátiles, pepitas, ajonjolí, piñones y almendras.
LEGUMINOSAS. Soya, garbanzos, frijol, lenteja y haba.
CEREALES INTEGRALES. Trigo (en todas sus presentaciones), arroz integral y avena en copos.
PROTEÍNA ANIMAL. Pescados, aves y carnes magras.
Qué alimentos no
Hay alimentos que contienen componentes que favorecen la inflamación y su consumo puede empeorar el dolor que acompaña a los trastornos articulares. Entre los principales se incluyen: jitomate, berenjena, papa y pimiento.
Basta con evitar su consumo durante una temporada y aumentar la ingestión de aquellos que proporcionan sales orgánicas de potasio y de magnesio, y que brindan un efecto amortiguador y protector.
La planta del tabaco también contiene compuestos pro-inflamatorios, de ahí que se desaconseje fumar a quienes sufren dolencias articulares.
Una correcta alimentación puede proporcionarnos los nutrimentos indispensables para las articulaciones y que favorecen la nutrición y regeneración ósea. Es posible que ciertas lesiones requieran del uso de complementos alimenticios, como la glucosamina y el sulfato de condroitina (esenciales para mantener lubricadas las articulaciones y reparar el cartílago dañado). Un profesional de la salud podrá determinar la dosis y duración de una complementación de esta naturaleza.
¿Necesitas una asesoría personalizada y profesional?
Escribe a: nutricionintegral@glipp.com.mx