Cómo reciclar llantas de forma amigable con el medio ambiente

¿Sabías que la contaminación que produce un neumático incinerado equivale a todo un año de usar un automóvil? El problema de la contaminación por llantas usadas tiene una gravedad que amenaza el equilibrio ecológico y supone un mayor riesgo de enfermedades transmitidas por la fauna nociva que se desarrolla en los tiraderos de basura. ¿Existen alternativas? SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

En México la inadecuada disposición de llantas de desecho ha originado un daño ambiental preocupante. Lo anterior debido tanto a las características propias de estos residuos como a su lenta degradación, así como por las dinámicas comerciales y demográficas de nuestro país.
Tan sólo en la Ciudad de México se genera 20% del total de llantas usadas en el país, es decir, 5 millones de llantas inservibles al año. Del total de llantas desechadas en el país, se estima que:
5% son renovadas
2% se emplean en generación de energía
2% se depositan en centros de acopio autorizados
¿Qué sucede con el 91% restante? termina abandonado en tiraderos de basura a cielo abierto o se utilizan sin control.
Los 25 millones de llantas viejas que son desechados en basureros causan severos daños al medio ambiente ya que generan fauna nociva, y cuando son quemadas se liberan gases de efecto invernadero como dióxido de carbono, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y monóxido de carbono.
Ante este problema, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales coordina esfuerzos con diversos gobiernos estatales y municipales, así como con las Cámara Nacional de la Industria Hulera, para realizar una importante labor de limpia en varios lugares que han sido contaminados por las llantas de desecho. Sin embargo, el acopio de neumáticos no es todavía una actividad que se lleve de manera intensiva en México y, lamentablemente, las recomendaciones se limitan a reciclar y reutilizar el neumático hasta que su vida útil acabe completamente para reducir el uso de las mismas.
No obstante, el reciclaje de llantas de forma inteligente y amigable con el medio ambiente es una meta casi lograda por el Dr. Mikhail A. Tlenkopatchev y la Mta. Selena Gutiérrez, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM. Ellos han desarrollado un método químico único en el mundo, capaz de degradar el hule de llantas usadas que, de escalarse a nivel industrial, permitirá erradicar los cementerios de neumáticos en un futuro.
Además, dicha tecnología puede permitir la obtención de materia prima para fabricar llantas nuevas y otros productos comerciales. El método implica dos ventajas más: no se produce contaminación y se requiere el mismo químico usado en la industria hulera. Hoy en día se han tramitado varias patentes y se espera que en un futuro cercano se cree una planta piloto para escalar el proyecto.