Importancia de proteger tus ojos con unas buenas gafas solares

La mayoría de los consumidores conocen el peligro que supone para la piel la exposición al sol, pero muchos no saben que los rayos solares también pueden dañar los ojos. De esta manera, las gafas o lentes –sean o no deportivos– abarcan una necesidad mucho más relevante y que va más allá de la moda. La función de los filtros UV incluídos en estos accesorios es proteger los ojos de daños potenciales ocasionados por el sol. Descubré cuáles son los atributos de unos buenos lentes para el sol y cuáles de ellos son apropiados para la práctica deportiva. SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

¿Alguna vez te has puesto a pensar si corres algún riesgo de problemas oculares causados por los rayos solares? La realidad es que todo el mundo –incluyendo los niños– corre este riesgo, siendo mayor para quienes:
Pasan muchas horas en el sol
Han tenido cirugía para cataratas
Tienen ciertos problemas con la retina, o
Están tomando ciertas medicinas que aumentan la sensibilidad del ojo a la luz (como tetraciclina, sulfamidas, pastillas anticonceptivas, diuréticos y tranquilizantes).
Aunque el nivel de radiación ultravioleta durante el verano es tres veces mayor que en el invierno, esto no significa que sólo en días soleados se recomiende protegerse del sol, ya que en los días nublados los rayos traspasan la barrera de las nubes en porcentajes de radiación ultravioleta elevados. Más aún, durante los días de nieve, 80% de la radiación se refleja sobre ésta hacia los ojos, lo cual puede causar efectos nocivos que van desde la resequedad ocular hasta la inflamación de la córnea o una catarata precoz.
Los ojos son propensos a quemarse por el sol debido al efecto de los rayos ultravioletas (UV) y esto supone un riesgo que no debe ser minimizado. Estudios realizados por la Academia Americana de Oftalmología demuestran que la exposición directa y prolongada al sol –sin la protección adecuada para bloquear los nocivos rayos ultravioleta– es acumulativa y puede originar lesiones irreversibles como pérdida de la visión, cataratas y degeneración de la mácula (región ocular encargada de la visión nítida y de la distinción de los colores). Cuando la radiación entra a través de la pupila hasta el cristalino, los rayos son proyectados en la retina causando un daño importante sobre su superficie.
Cómo protegen las gafas solares tus ojos
Usar el tipo correcto de lentes de sol es la manera más eficaz para proteger los ojos. Los lentes de sol ayudan en dos maneras importantes:
Filtran la luz
Protegen los ojos contra la radiación UV
Lo primero que debes saber es que resulta más peligroso usar lentes de mala calidad, que no usarlos, ya que los cristales oscuros sin filtro UV lo único que consiguen es que llegue menos luz al ojo y, en consecuencia, la pupila se dilata y los ojos reciben 100% de radiación UV. Según los expertos, los lentes de sol deben bloquear de 99 a 100% de rayos UV y necesitan cubrir todo el área de los ojos, incluyendo los párpados (donde la piel es más fina).
Otro aspecto importante es que la capacidad para bloquear este tipo de radiación no depende de la obscuridad de los lentes, sino del material con los que están hechos o de la capa química especial que los cubre. Asimismo, los lentes de contacto colorizados no protegen contra rayos dañinos.
¿Importa de qué color son los lentes?
Los diferentes colores de los lentes filtran distintas longitudes de onda de luz. Algunas tal vez mejoren o deformen los colores con la consecuencia de afectar el contraste. Selecciona la coloración según tus necesidades:
Gris: permite percibir colores verdaderos pero no aumenta el contraste; recomendados para usarse en actividades como el ciclismo o atletismo.
Verde: permite percibir colores verdaderos y ofrece buen contraste en luz deslumbrante; además, reduce la fatiga visual debido a luz brillante.
Ámbar: hace más brillantes los cielos neblinosos o nublados, es excelente para el contraste y minimiza la fatiga visual; sin embargo, distorsiona los colores haciendo que las imágenes se vean amarillentas o anaranjadas.
Rojo: brinda excelente percepción de la profundidad visual en situaciones de poca luz y contrasta los objetos contra fondos azules o verdes.
Espejado: refleja la luz de alta intensidad y reduce el resplandor; está disponible en varios colores.
Protege tus ojos siempre que estés expuesto al sol, no importa el clima o el tiempo que estés afuera. Recuerda que las gafas para el sol, antes que mejorar tu look, deben proteger tus ojos y permitir que veas de manera más cómoda.