Casco para ciclistas hecho con papel periódico reciclado

¿Te imaginas un casco de alta resistencia hecho de papel? Pues esto ya es una realidad y pronto estará disponible en el mercado. Diseñadores británicos lograron crear un casco de uso temporal, buena resistencia y bajo costo, el cual ha sido fabricado con materiales 100% biodegradables. Entérate en qué consiste. SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

Un grupo de británicos graduados del Royal College of Art están utilizado la pulpa del papel de los periódicos con pigmento vegetal para fabricar cascos ciclistas. Los cascos fueron creados pensando en las personas que alquilan bicicletas y no tienen cascos. Al ofrecer esta alternativa de muy bajo costo, sería posible brindar seguridad a los usuarios de los sistemas de bicicletas públicas.
Tom Gottelier, Bobby Peterson y Ed Thomas, quienes se inspiraron en su creación viendo unos periódicos en la calle tirados en el suelo mientras viajaban en transporte público, afirman que su producción a nivel industrial ha permitido bajar considerablemente el consumo de energía y el precio de venta, el cual oscila en poco más de 1 euro (17 pesos mexicanos).
Y es que este casco para ciclistas, hecho a base de pulpa de papel de diario reciclado, ofrece la gran ventaja de que su material es totalmente biodegradable, ya que además no tiene ningún tipo de pegamento ni aditivos artificiales. La integridad estructural deseada se obtiene de la pasta de papel moldeado a partir del siguiente proceso:
Los restos de periódico son transformados en pulpa de papel
La pulpa que se mezcla con adhesivo y un pigmento vegetal
La mezcla se forma al vacío para crear la estructura del casco
Una vez formado el casco se somete al calor y se seca
El casco terminado es complementado con correas que lo atraviesan en una sola pieza
La superficie interior del casco también está biselada para que el aire pueda fluir a través y mantener la cabeza fresca
Cabe señalar que la pulpa de papel con la que está hecho el casco está destinada a cortos períodos de uso y después de que se ha servido a su propósito se puede reutilizar, o se recicla para ser pulpa y reconfigurado en un nuevo casco.
Se planea que este casco reciclado sea vendido en máquinas expendedoras o tiendas de conveniencia, ofreciendo equipos de seguridad ecológicos, reutilizables a bajo costo.
Con la llegada de este casco reciclado al mercado podríamos estar ante una interesante respuesta sostenible al problema que para muchos supone cargar con cascos de bicicleta allí donde vayas, pues pueden desecharse tras su uso y ser nuevamente reciclados.