Holanda podría volver al podio del Tour después de 23 años de sequía

El holandés Bauke Mollema (de la escuadra Belkin Pro Cycling Team) es un ciclista escalador que a pesar de tener un modesto palmarés, ha sabido consolidar su esfuerzo a lo largo del actual Tour de Francia. Criado en la localidad de Zuidhorn, comenzó su primer trayecto en bicicleta desde su casa a la escuela, recorriendo tan sólo 12 kilómetros; sin embargo, su afición en el ciclismo inició en la década de los ’90 como espectador de la gran vuelta gala hasta convertirse en un verdadero fanático. En 2002 le regalaron su primera bicicleta de carreras y un par de años después se inscribió en el equipo regional, el NWVG de Groningen. En 2007, dio un salto importante en su carrera al ganar dos prestigiosas competencias juveniles con el Rabobank Continental, en el Tour del Porvenir y el Circuito Montañés Internacional. En 2011 se vistió con el maillot rojo tras ganar la ascensión a La Covatilla de la Vuelta a España, en la que ganó ganó la clasificación de la regularidad. Este año resultó ganador de una etapa en la Vuelta a Suiza.

Product Information

Bauke Mollema, segundo en la clasificación general del Tour de Francia, afirma que en el ascenso de ayer al Mont Ventoux ha sufrido como nunca en los últimos kilómetros y agrega: “las piernas empezaron a dolerme de una manera increíble, menos mal que tuve a mi compañero ten Dam a mi lado y me marcó el ritmo de la subida”.
Mollema se ha mantenido delante de Alberto Contador por sólo 11 segundos, a pesar de que parecía perder en la subida del Mont Ventoux el ritmo que dejó Contador en su escapada. Si bien no fue capaz de seguir a Froom, Mollema se perfila como un digno segundo lugar del Tour, dándole a Holanda la posibilidad de obtener nuevamente un sitio en el podio desde 1990 –en la época de Greg Lemond– cuando su compatriota Erik Breukink ocupó el tercer puesto.