¿Te imaginas rodar por autopistas exclusivas para bicicletas?

Actualmente, varias ciudades del mundo disfrutan ya de autopistas para bicicletas que superan las limitaciones de los carriles bici, porque mejoran el tránsito urbano y disminuyen la contaminación. A pesar de ello, se trata de rutas que no pueden ser implementadas en cualquier lugar, ya que se requiere de una infraestructura e inversión particular que no todos los países están en posibilidad de asumir. Conoce cuáles son sus características, en qué países se han desarrollado y cómo se podría lograr que fueran elevadas. SIGUE LEYENDO ABAJO >>

Product Information

Existen vías exclusivas para bicicletas que son amplias, seguras y especialmente diseñadas para ir a los principales destinos urbanos en el menor tiempo posible: son las autopistas para bicicletas. Ya son varias las ciudades del mundo que cuentan con este sistema vial que supera en muchos sentidos las limitaciones de los carriles para bici.
En los últimos años, el uso de la bicicleta ha crecido significativamente y se ha posicionado como una alternativa de transporte ecológica, sana y económica en comparación con los automóviles privados. Cada vez son más las personas que hacen uso cotidiano de la bicicleta como recreación o medio de transporte, ya sea en todo el trayecto o en combinación con algún transporte público.
Sin embargo, todavía existe temor entre la población general respecto a la seguridad de circular en la calle y no se atreven a subirse a la bicicleta por el miedo de circular entre vehículos automotores, sobre todo en las grandes ciudades. Si bien es cierto que los carriles bici han ayudado, la realidad es que no resuelven del todo el problema, pues hay casos en los que las rutas no son adecuadas para atravesar la ciudad o en otros las vías se interrumpen de forma abrupta.
En ese sentido, las autopistas para bicicletas pretenden superar las limitaciones de los carriles bicis y darle auténtico protagonismo como principal medio de transporte urbano. Dicho sistema vial está bien identificado y señalizado, conformando así una serie de rutas exclusivas y amplias que ofrecen mayor continuidad, seguridad y comodidad. Además, el gasto de montar este tipo de infraestructuras es mucho menor que el que supone desarrollar una para autos y crea más empleo.
Los promotores de estas autopistas afirman que, gracias a ellas, es posible gozar de mayores beneficios:
• Su existencia fomenta de forma considerable el uso urbano de la bicicleta.
• Es posible llegar a los principales destinos dentro de la ciudad en el menor tiempo posible.
• Cuentan con estaciones de servicio exclusivas para ciclistas, de forma similar a las autopistas de vehículos a motor.
• Ayuda a reducir la congestión vial, la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero.
Principales autopistas para bicicletas del mundo
Las autopistas para bicicletas ya son una realidad en varias regiones del mundo:
AUSTIN. La capital tejana cuenta con un “Veloway” con una longitud de 5 Km y está situada al suroeste de la ciudad. Esta vía también puede ser usada por patinadores.
SUECIA. Este es uno de los países con más ciclistas urbanos del mundo, y para ellos se proyecta una autopista para bicicletas entre Malmö (la tercera ciudad más grande de este país) y Lund, separadas por 30 Km. Tendrá cuatro carriles (dos en cada sentido) con salidas y estaciones de servicio intermedias.
LONDRES. Desde hace un par de años, la capital británica cuenta con las “Cycle Superhighways”, una red de autopistas que se ha proyectado unir a los barrios periféricos con el centro de la ciudad, superando una distancia de 12 Km. Además, el Ayuntamiento pretende instalar 12 de estas autopistas antes de 2015.
DINAMARCA. En la capital, Copenhague, y los municipios de Frederiksberg, Albertslund y Rødovre ya disfrutan del primer tramo de la “Cykelsuperstier”, una red de autopistas para bicicletas con 17.5 Km de longitud. El proyecto se inició en 2009 para englobar a los veinte municipios del área metropolitana de la capital danesa, pero se planea crear 26 líneas que recorran un total de 300 Km. Se estima que el número de ciclistas aumentará 30% cuando toda la red esté terminada.
ADELAIDA. Dicha ciudad australiana ofrece desde 1998 el “Veloway”, una autopista de bicicletas de 7 Km entre Marion y el túnel Panalatinga.
Autopistas elevadas para bicicletas
Las autopistas elevadas para bicicletas son vialidades construidas por encima de la calle y acristaladas en forma de tubo. Esta idea no es nueva, pues a principios del siglo XX ya se había inaugurado un tramo de la “California Cycleway”, una vía elevada para bicicletas que pretendía unir las ciudades de Pasadena y Los Ángeles, aunque se desmanteló pocos años después.
La idea de las autopistas elevadas ha sido retomada por dos arquitectos: Sam Martin ha denominado a su proyecto “SkyCycle” para ser desarrollado en Londres; por su parte, Chris Hardwicke ha concebido su proyecto “Velo-Cty” para la ciudad canadiense de Toronto y un “Veloway” elevado para Melbourne (Australia). Ambos proyectos tienen en común la ventaja de que los ciclistas estarían a salvo tanto del tráfico rodado como de las inclemencias meteorológicas y la contaminación, además de que se podrían alcanzarían velocidades superiores a los 40 Km/h, gracias a la reducción de la resistencia del aire y la seguridad al circular. Sin embargo, algunos detractores aseguran que su construcción puede tener un impacto visual y gran coste económico.